¿Cuánto vale una investigación de bajas laborales fraudulentas?

Las investigaciones empresariales por bajas fraudulentas suelen ser algo costosas, a veces incluso es mayor que el sueldo que se le cancela al empleado, sin embargo son costos que se tienen que estimar si el beneficio es considerable.

Si te encuentras a cargo de una empresa es lógico que requieras personal con compromiso laboral, porque de allí depende el desempeño del trabajo así que no se puede escatimar en gastos si la investigación es requerida.

El costo de investigar la verdad

Dentro de las investigaciones laborales existe una circunstancia particular y es que en la mayoría de los casos se debe realizar un seguimiento al trabajador por el tiempo que transcurra el reposo, para así tener pruebas contundentes del fraude.

Es por ello que al solicitar este tipo de servicios resulta ser algo costoso porque suponiendo un mínimo de tiempo de dos semanas de reposo pues el detective tendrá que realizar la vigilancia por lo menos tres veces a la semana, lo que incurre en gastos extras si debe hacer seguimiento en horas nocturnas.

Además existen otros factores a considerar como contratar a una agencia de detectives certificada porque al final se requiere un aval del fraude mediante un informe completo y detallado para presentar

¿Cuánto vale una investigación de bajas laborales fraudulentas?

¿Cuánto vale una investigación de bajas laborales fraudulentas?

ante un tribunal laboral.

Porque han sucedido casos donde la información no está bien sustentada por fallas de investigación y el empleado sale bien librado de la situación, mientras que la culpabilidad recae sobre el detective.

A la hora de hacer el contrato de servicio se establece el monto del presupuesto, sin embargo este puede variar y es muy frecuente que se incremente porque hay enfermedades más difícil de descubrir que otras.

No es igual que un empleado sea dado de baja por lumbalgia y se confirme que está realizando un trabajo igual o similar al que desempeña en la empresa, mientras que el otro fue dado de baja por depresión y está haciendo alguna actividad física.

El primero obviamente está fallando y se puede determinar el fraude laboral, sin embargo el segundo puede alegar que esa actividad le ayuda a su estado de ánimo y está siendo utilizado como medio de terapia para recuperarse.

Lo importante es que si se debe acudir a un detective privado para investigaciones empresariales se tome en cuenta que no solo se trata de demostrar los hechos delante de la directiva sino ante un juez laboral, que es el único encargado de justificar un despido en caso de ser necesario.

Hay casos que no llegan hasta este punto pero si es cierto que al descubrir cualquier fraude laboral por pequeño que sea el empleado debe recibir una amonestación, su falla debe ser sancionada para que no incurra nuevamente en este tipo de engaños.

Por tal motivo la empresa está en todo su derecho de confirmar cada una de las bajas laborales que se presente, claro que debido al costo de investigación solo se realizara con las que presentes sospechas y así evitan gastos innecesarios.